top of page

Torneo de Pádel BigMat Can Palmer

El pasado mes de Julio organizamos el I Torneo de Pádel BigMat Can Palmer. El evento, patrocinado por Kerakoll, tuvo como objetivo reunir en una jornada informal a un pequeño grupo de clientes para que compartieran con los comerciales de la empresa, y los representantes de la marca patrocinadora, una tarde agradable y divertida.






Fue un Torneo en petit comité, con la participación de una veintena de jugadores. Lo diseñamos intencionadamente así, con el objetivo de que los comerciales de la empresa reforzaran relaciones con los clientes que ellos mismos seleccionaron.


Jugaron durante toda la tarde en las pistas del Club Open Marratxí y, tras los partidos, organizamos la entrega de premios y una cena informal de fin de jornada.







Soy especialmente fan de este tipo de eventos corporativos en los que participan un grupo pequeño de asistentes y los efectos positivos de la reunión se pueden percibir ya desde el minuto uno. La implicación de todos los participantes, las risas, la energía que se creó en el ambiente... todo eso se traslada después al día a día de la empresa e, indirectamente, también a sus resultados.






5 Efectos positivos que este evento corporativo a pequeña escala supuso para la empresa:


Tras el cierre del evento, analizando lo que supuso una jornada de este tipo para una empresa como BigMat Can Palmer, os comparto algunos beneficios a destacar:

  1. Refuerzo de relaciones, tanto con clientes como con el personal de la empresa: Aunque no jugaron, al torneo asistieron también el personal administrativo de la empresa, personal de almacén y directivos. Eran los cheerleaders de sus compañeros y compañeras y eso hizo que el evento tuviera un efecto doble: reforzó las relaciones entre comerciales y clientes por un lado, y entre compañeros por otro.

  2. Confianza en la marca y sus representantes: Al compartir una jornada de este tipo, amistosa y en un entorno no comercial, los clientes pudieron relacionarse con los comerciales y la propia empresa de una manera distendida y auténtica, lo que ayuda sin duda a aumentar la confianza en la relación comercial.

  3. Diferenciación competitiva: Organizar un evento como este diferenció a la empresa de sus competidores, al ofrecer una experiencia que los clientes hasta el momento no habían vivido con ninguna otra marca del sector. Ahora, los clientes recuerdan a BigMat Can Palmer no solo por sus productos o servicio, sino también por la experiencia agradable que compartieron con los miembros de la empresa durante esa jornada.

  4. Feedback directo: El ambiente relajado del torneo y la cena posterior propició conversaciones más abiertas. Los clientes pudieron trasladar comentarios, sugerencias e información de sus necesidades de una manera más informal, algo que siempre es información valiosa para la empresa.

  5. Fidelización de clientes: Para las marcas (de todo tipo y tamaño) es cada vez más importante crear experiencias positivas para sus clientes, construir relaciones que les permitan fidelizarlos y que cuenten con la empresa a largo plazo. Los eventos como este torneo son una herramienta ideal para reforzar esas relaciones, para que esos clientes se sientan más conectados con la marca, más allá de la relación comercial del día a día.

Cuando comenzamos a organizar el evento, siendo la primera vez que se hacía, teníamos cierta incertidumbre por saber cuál iba a ser la acogida por parte de los clientes. Pero las expectativas se superaron, tanto por parte de los clientes como de los empleados de la compañía que también se volcaron completamente a la iniciativa.

¡A veces vale la pena hacer cosas diferentes y arriesgarse!


Un saludo y hasta el próximo post,

Silvana

Comments


bottom of page